La relación hombre perro

 

El perro a día de hoy en nuestra cultura está en estrecho contacto con el hombre. La relación entre humanos y perros se desarrolla en un contexto histórico y un momento que favorece el surgimiento de problemas de conducta (conflicto entre lo que el hombre entiende por perro perfecto que uno quisiera y la realidad).

 

Toda relación entre un hombre y un perro es muy rica y necesita que se apliquen algunos principios fundamentales para evitar que diversos conflictos de conducta que pueden aparecer durante el crecimiento sean entendidos y corregidos a tiempo.

 

Conocer el mundo del perro significa ante todo el poder comprender sus motivaciones y su modo de organización.

 

La Jauría:

 

Antes del proceso de domesticación los perros vivían como las actuales manadas de lobos, es decir un gran número de individuos que comparten territorio, comidas, juegos, etc.

 

Cada individuo se integra en este grupo y posee un rango jerárquico dentro del mismo.

 

Jerarquía.

 

Ningún grupo puede vivir en anarquía. Cualquier jauría esta regida por un sistema jerárquico de dominantes y dominados con un "jefe"  o "líder". El perro sigue este modelo.

 

Sociabilización del perro.

 

Todo cachorro posee un potencial inicial (aptitud natural en cada raza o individuo) que se desarrollarán bajo influencias y estímulos externos.

 

El terreno genético al igual que múltiples fases por las que pasa un cachorro desde que es engendrado es parte importante de cada individuo.

 

Independientemente de las aptitudes natural de cada individuo ya sean para caza, búsqueda, rastro, guarda, defensa, compañía, etc, es conveniente siempre canalizarlas de la manera mas adecuada,

 

El mimetismo.

 

Un cachorro pasa mucho tiempo observando.

Desde su permanencia  en el útero de la madre hasta su madurez plena pasa por diversas fases de desarrollo sensorial, emocional  y  social, el aprendizaje por imitación es para ellos una forma muy rápida de adaptarse a su entorno.

 

El juego.

 

En el juego el cachorro aprende a reconocer las señales de comunicación ya sea con sus congéneres o su amo, el juego es una parte básica de la vida del perro, un canalizador de energía, una forma de desestresar, una manera de educar, la mejor forma de estrechar una relación, y un largo etc.

 

Comunicación hombre - perro.

 

Toda relación supone una comunicación entre los dos o más individuos involucrados. Observar al perro puede llegar a hacer que podamos conocerle mejor y así comprender sus posturas, gestos, sonidos, etc.

 

Existen multitud de medios para que exista una correcta comunicación hombre - perro, todos estos medios que van desde correas, collares, métodos de adiestramiento, etc, deben de tener siempre una correcta utilización y siempre debe existir una coherencia en el trabajo exigido con una lógica que no ha de ser siempre la nuestra, porque hay que entender que para nuestro querido perro lo que para nosotros puede ser muy lógico para él puede que no.

  
 

Susana Santamaría Facal

(publicado en libromascotas)

 

El paso del Ngorong Ngorong

 

 

El paso del Ngorong Ngorong

hijos del multicampeón Ch. Red Bull del Ngorong Ngorong 

(raza American Stafforshire Terrier).

 

 

 

 
  
 

Susana Santamaría Facal

A Coruña. Galicia